Botulismo

Definición

Es una enfermedad infecciosa producida por la toxina del bacilo Clostridium botulinun que provoca una parálisis a nivel del sistema nervioso.

La toxina del C botulinum es una de las más potentes y actúa inhibiendo la liberación de mediadores químicos en las terminaciones nerviosas.
Dicha toxina es una de las más potentes toxinas bacterianas que actúa inhibiendo la liberación de mediadores químicos en las terminaciones nerviosas.

Pueden distinguirse tres formas de presentación: botulismo alimentario, por la ingestión de alimentos contaminados con la toxina; botulismo infantil, donde los microorganismos colonizan el intestino; y botulismo de las heridas, por colonización de una herida y posterior geminación de las esporas del C. botulinum.

El botulismo, es una enfermedad de distribución universal. Los primeros casos se produjeron por la ingestión de salchichas contaminadas y otros derivados de la carne. Afortunadamente y gracias a los avances en las técnicas de envasado y conservación de los alimentos, se ha observado una gran reducción de su incidencia.

Es importante tener en cuenta que los alimentos contaminados pueden tener aspecto y sabor normales, y sólo en algunos casos pueden presentar alteraciones en sus características.


Cuadro clínico

Para evitar la contaminación de los alimentos deberá efectuarse un adecuado control del proceso de envasado y conservación de los mismos.
En el botulismo alimentario las manifestaciones clínicas pueden aparecer entre las 12 y 36 horas posteriores a la ingestión de alimentos contaminados con la toxina ya formada.

Generalmente comienza con una parálisis de los músculos de la cabeza que va descendiendo en forma simétrica, visión borrosa, dificultad para hablar y para tragar, que pueden acompañarse de manifestaciones generales como debilidad muscular, mareos y desmayos.

También aparece sequedad de la boca y la lengua que no se alivia con la ingestión de líquidos, constipación, retención de líquidos y disminución de la presión arterial. En caso de comprometer los músculos respiratorios, puede sobrevenir la muerte al alterar la mecánica respiratoria.

El botulismo de las heridas aparece como consecuencia de la contaminación de lesiones traumáticas o heridas quirúrgicas con tierra y en los drogadictos endovenosos. Aquí, el período de incubación es más prolongado (alrededor de 10 días) y las manifestaciones son similares al tipo alimentario, pero sin los síntomas digestivos.

El botulismo infantil se produce por la absorción de la toxina liberada en el intestino colonizado por esporas del clostridium.

El pronóstico depende de la edad de la persona afectada, ya que en los mayores de 60 años el índice de mortalidad es elevado y en el botulismo infantil es bajo.



Tratamiento

Cuanto antes sea diagnosticado el cuadro y se comience con las medidas terapéuticas adecuadas, menores serán las consecuencias y más pronta su recuperación.

El tratamiento específico consiste en la administración de suero que contenga anticuerpos contra la toxina del C. botulinum, que actúa sólo sobre la toxina que circula por la sangre y no sobre la unida al sistema nervioso.

En algunos casos, pueden hacerse lavados gástricos y enemas para evitar la absorción de las toxinas que han quedado en el aparato digestivo.

Para evitar la contaminación de los alimentos deberá efectuarse un adecuado control del proceso de envasado y conservación de los mismos. Los alimentos enlatados sospechosos deben ser desechados.

Las conservas caseras podrán ser consumidas sólo si han sido hervidas previamente.


Fuente: LatinSalud.com
http://www.latinsalud.com/Temas/botulismo.htm